• La Historia de la Berenjena o El día que perdimos la soberanía alimentaria


    Uno de los problemas de la nutrición radica en que no sabemos realmente qué estamos comiendo, cuál es su verdadero origen y los nutrientes que nos aportan. Llevar esta información al consumidor es una tarea vital para Hortus Civitatis. Esta historia comienza en mayo de 2011 en el marco del I Congreso Estatal de Agricultura Ecológica de la SEAE(Asociación Española de Agricultura Ecológica) que tuvo lugar en Elx (Elche-Alicante), escuchando muy atentamente a todos los ponentes, de pronto llegó el turno de María Dolores Raigón (Catedrática de la UPV – Universidad Politécnica de Valencia), la Dra. Raigón lleva muchísimos años haciendo estudios comparativos entre las prácticas de la agricultura convencional y ecológica así como entre las variedades locales y las comerciales. En una parte de la ponencia, Raigón habló de los valores nutricionales de la Berenjena y aquí os resumimos, en modo coloquial, algunos datos que aportó.

     

    Nuestra amiga la Berenjena, originaria de la India, es una hortaliza de la familia del tomate y el pimiento, una solanácea (Solanaceae), pero comparándola con sus primas hortícolas, la berenjena no es especialmente rica en nutrientes, sin embargo sí que se muestra la berenjena muy orgullosa de la cantidad de antioxidantes que posee del tipo polifenoles, la berenjena es pues, una fuente magnífica de antioxidantes.
    ¿qué determina que la variedad de berenjena que compremos sea rica en antioxidantes?, pues cuando la partimos por primera vez por la mitad veamos unas manchitas oscurecidas alrededor de las semillas, cuanto más oscura (oxidada) esté, más rica será en antioxidantes. (luego, al dejarla al aire, igualmente se terminará oxidando, pero es el primer corte el determinante para medirlos).
    Cierto día, a alguien se le ocurrió pensar,…. “pues que feas son las berenjenas éstas que al cortarlas por la mitad están tan oscuras!”,…”estéticamente no son apropiadas”,…”inventemos una variedad de berenjenas que, al cortarlas, estén preciosas, blanquitas, inmaculadas”…. Éstas variedades, queridos amigos, son las que encontramos en los lineales del supermercado, estéticamente muy bonitas, pero estamos pagando “agua a precio de berenjena”. Y quien dice berenjenas dice tomates, pimientos,…lechugas,… en definitiva, “Agua a precio de hortaliza”. ¿sabemos el valor nutricional de los alimentos que consumimos?.
    Las variedades locales estudiadas por la Dra. Raigón demostraron ser absolutamente ricas en polifenoles, los ansiados polifenoles por los cuales cualquier berenjena se sentiría orgullosa de ser eso, una auténtica Berenjena!. Las variedades locales de frutas y hortalizas son el resultado de la selección tradicional de nuestros campesinos, son aquellas mejor adaptadas al medio, las que menos agua necesitan, las que soportan mejor las plagas,… y las que más nutrientes nos aportan!, décadas de conocimiento ancestral que no podemos perder. Sé el soberano de tu alimentación.
    Dra. Dessire Sicilia; info@hortuscivitatis.com
    Para más información:
    http://www.redsemillas.info/
    http://www.ccbat.es/
    http://www.varietatslocals.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *